Hace casi dos años, los estudiantes de un colegio público de Pescadito en Santa Marta recibieron un espléndido regalo de la alcaldía: 50 computadores nuevecitos para instalar su sala de informática… Pero la alegría no ha sido completa… Los computadores están sin estrenar porque no tienen un transformador de energía para alimentarlos… Cansados de ver envejecer los soñados computadores, los estudiantes del colegio John F. Kennedy decidieron decir… ¡Qué tal esto!

A comienzos de 2007 el Colegio Jhon F. Kennedy en Santa Marta recibió la mejor noticia en 40 años de historia. La Sociedad Portuaria y la Alcaldía les habían regalado 50 computadores para tener por fin una sala de informática.

“en un proyecto bajo la administración del Chico Zúñiga”  “Se están dotando con  computadores de última tecnología con aportes y recursos de la administración”.

En el colegio no cabían de la dicha… tanto que hasta mandaron a bautizar la que sería la  más moderna sala de informática del barrio Pescadito de Santa Marta.

“Al colegio le fueron asignados lo computadores”

Teclados, parlantes, torres y monitores de última tecnología llegaron cumpliditos al colegio… Sin embargo, quedó pendiente lo más importante.

“El transformador que hay actualmente no resiste la carga de los 50 computadores que nos dio la alcaldía”.

En consecuencia, la sala de informática del  Jhon F. Kennedy necesitaba un nuevo transformador con urgencia  al que la nueva administración se comprometió a donar.

“Hemos estado en convenio con Electricaribe para dotar transformadores”.

Sin embargo nada de eso ha sucedido. Según estudiantes y profesores de la institución lo del transformador se quedó en solo promesas.

“El alcalde nos prometió un transformador y es la hora y nada” “Todavía no nos han dado respuesta positiva” “Que sea responsable, hace un año ofreció un transformador y lo estamos esperando”. Hoy a una semana de terminar el año escolar, la supuesta sala de informática está abandonada. Al igual que los 50 computadores que permanecen  guardados en una bodega del Colegio sin estrenar. “no hemos podido ponerlos por temor a que se dañen”.

Lo que obligó a la institución a dictar las clases de informática fuera del colegio, en el café internet más cercano donde cada estudiante debe pagar para tener acceso a un computador. “Son 150 estudiantes ellos pagan 1000 la hora”.

Para ellos llegar a clase de informática todos los días se convirtió desde hace mucho en una maratónica caminata de más de 10 cuadras. “Es una odisea pasar peligros en la calle”

Incluso piensan que por falta de un transformador, en el colegio hubo hasta fusión de clases

“Eso está relacionado con educación física porque imagínate caminar 15 minutos de ida y regreso eso no es justo. La informática está con la educación física”.

Como tampoco ven justo tener que sacrificar de su bolsillo lo de la merienda para no quedarse sin clase de informática. “Al mes son como 30 mil” “No se que hacer con esta odisea, no sabemos porque no es justo que estemos pagando Internet por no tener el transformador”

Transformador que tiene un valor imposible de pagar para una de las instituciones más pobres de Santa Marta.

“35 millones y el colegio no tiene como cancelar esa plata”

Además de las adecuaciones que necesita la sala de informática “los abanicos, el aire acondicionado”

Mientras tanto, a los estudiantes del Jhon F Kennedy no les queda más que seguir alquilando cubículos de menos de 1 metros de área para aprender de informática. Y esperando a que la administración se acuerde de lo que les prometió.

“Que sea responsable y que cumpla lo que promete” “Lo más importante es que ya estamos dando resultados con los compromisos”

Que por el momento, por lo menos en el colegio Jhon F. Kennedy todavía no se ven.