Los curadores de Bogotá, que autorizan las construcciones y remodelaciones, no aprobaron el examen de conocimientos que los calificaba para desempeñar su cargo… Según la contraloría de Bogotá, fue necesario que la Universidad Nacional cambiara los parámetros de evaluación porque todos se rajaron, de acuerdo con la evaluación inicial… ¡Qué tal esto!

En Bogotá, donde a diario se adelantan cientos obras de construcción que requieren de licencias avaladas sólo por los curadores urbanos…

La Contraloría distrital 4 de los 5 profesionales que tiene la ciudad responsables de la expedición de licencias de construcción, nunca pasaron los exámenes de conocimiento que los acreditaron como curadores urbanos.

Publicidad

A la misma conclusión llegó el concejal Germán García, quien por estos días citó a debate a los curadores en el Concejo.

Según este informe de la Contraloría de Bogotá  estas fueron las calificaciones que obtuvieron los participantes, 4 de ellos hoy curadores urbanos. Ninguno sacó más de 70 puntos, que era el promedio mínimo requerido para pasar…

El curador uno, obtuvo 46 puntos, el curador dos 47, el tres tuvo 45 y la curadora 4 sacó 67.

Sin embargo, para la Universidad Nacional  los resultados fueron otros, en sus cuentas 4 de los 7 participantes pasaron la prueba. Los mismos 4 que con puntaje superior al exigido se posesionaron como curadores.

Pero según los resultados de la Contraloría, los curadores 1 y 2 sacaron las segundas peores calificaciones.

Para la Contraloría la Universidad Nacional modificó los resultados.

Según la Universidad Nacional se aplicó la metodología adecuada para estos casos.

Resultados que se apartan bastante de los que según la Contraloría son los verdaderos y que según los participantes hasta hoy desconocían.     Incluso, como en el caso del curador número 4, no entiende el por qué del resultado de estas calificaciones.

Según  ella, nunca se rajó, pero cree que el examen si estaba diseñado para que no pasaran. Lo mismo cree el curador urbano número 2

Situación hoy cuestionada por la Contraloría de Bogotá y por la Sociedad Colombiana de Arquitectos

Para la Contraloría la investigación del por que la Universidad Nacional no declaró desierto el concurso debido a las bajas calificaciones de los participantes, reposa desde hace varios meses en la Procuraduría General de la Nación.

Lo cierto es que serán los entes de control quienes determinen si quienes hoy son curadores de Bogotá académicamente estaban aptos, o no para ejercer los cargos en los que ya completan dos años y medio.