Mientras decenas de poblaciones de Colombia sueñan con tener un polideportivo, Tabio, que lo tiene, no lo puede usar… Todo, porque una vecina no soporta el ruido de los niños y los deportistas… Cuando ella llegó al barrio, el polideportivo ya existía y había funcionado por décadas… Ella sabía cómo sonaba, pero la CAR decidió que la vecina sensible tiene la razón y que el pueblo entero tiene que dejar el ruido y, de paso, el deporte… ¡Qué tal esto!

Al polideportivo de Tabio, en Cundinamarca ya no entra nadie, las canchas están vacías y las gradas sin gente desde hace cuatro meses.

En el centro deportivo del municipio no volvieron a jugar torneos de micro, ya nadie entrena baloncesto, ni hay prácticas de karate y porras, Todo porque la Car decidió cerrar al publico el único polideportivo del municipio.

Todo comenzó, según los habitantes del pueblo, cuando la señora Ana Jaimes llegó a Tabio y compró una casa detrás del escenario deportivo, Según ella una casa que existía antes del polideportivo.

Publicidad

Y les parece injusta la medida porque en Tabio hay más de seis mil niños y adolescentes que utilizan esas instalaciones para sus actividades deportivas y recreativas.

Eso sin contar a las personas de la tercera edad y a todos los que llegaban al lugar a practicar alguna actividad lúdica.

Pero según el director de plantación del municipio y los concejales, esa construcción es legal y hecha con los recursos de los mismos habitantes de Tabio.

Según la CAR ellos deben proteger los derechos de los ciudadanos.

Pero según los habitantes del pueblo, nadie se había quejado del polideportivo.

Con el polideportivo cerrado y miles de niños y jóvenes esperando hacer deporte, el alcalde del municipio no tuvo más opción que prestarles el parque principal para sus actividades.

Para muchos no hay mas solución, porque las canchas del colegio, están inundadas y tampoco se pueden utilizar.

Ana Jaimes asegura que la decisión de la CAR fue la correcta, la alcaldía pidió la revocatoria del cierre, mientras los niños y jóvenes de de Tabio continúan jugando en las calles del municipio a la espera de su polideportivo.