En un céntrico sector de la Calle 19 en Bogotá, de pronto el andén desaparece y se convierte en una franjita de 40 centímetros, por lo cual muchas personas tienen que bajarse a la calle para seguir caminando… El espacio que debía corresponder al andén está ocupado por una bodega… Ya se han presentado accidentes, pero la Defensoría del Espacio Público dice que no puede hacer nada, porque la bodega está donde tiene qué estar y el que la está invadiendo es el andén… ¡Qué tal esto!

La calle 19 entre carreras 30 y 33, en el centro de Bogotá, es sin duda uno de los lugares más transitados no solo por vehículos, sino por cientos de personas que a diario caminan por este sector.

El costado sur de la calle, que es paso obligado de los peatones, por cuenta de esta bodega, es uno de lo lugares más peligrosos.

‘Esto es terrible porque este edificio está sobre la vía peatonal y la gente tiene que bajarse y pasar por ese filito de anden.’ ‘Tenemos que salir a la mitad de la calle para poder salir, paso obligado.’

Debido a que a mitad de la cuadra el andén, de dos metros y medio de ancho, se reduce a escasos 40 cm.

‘Esto es falta de conciencia, del Estado y de los que les corresponde’

Convirtiendo su recorrido en toda una odisea… Sobre todo para aquellos que sufren de alguna discapacidad.

‘El riesgo que uno corre es terrible pero eso nadie lo ve.’

En esta calle el peatón no tiene más opción que arriesgarse a pasar, confiando en que no será atropellado.

Publicidad

‘Es bastante peligroso porque la gente o le toca saltar o pasarse por acá y los carros pasan bastante pegados.’ ‘Muy difícil pero toca porque toca cruzar’

Pero no todos en esta calle han tenido la fortuna de llegar hasta el otro lado.

‘Un día vino una señora, se cayó vino una moto y la mató, ha habido varios accidentes.’

En el lugar nadie se explica por qué sobre el andén de la calle 19 sigue ubicada  esta bodega que se convirtió para quienes transitan a diario por este sector en toda una amenaza.

‘Yo no entiendo como se da una ocupación del espacio público tan palpable y nadie hace nada.’

Pero según el Defensor del espacio público de Bogotá, por el momento nada se puede hacer para quitar la bodega del andén.

La bodega, que está sobre propiedad privada, tiene ocupado en casi 30 metros el andén de la calle 19 que en horas pico aumenta el número de peatones en riesgo de ser atropellados.

‘Peligroso, muy peligroso.’ ‘Esta corriendo peligro, y quien responde por mi, a quien me quejo.’