En el occidente de Bogotá está el humedal de Jaboque, una reserva natural, que muchos vecinos quieren y cuidan… Hace un tiempo empezó una obra para pasar un enorme tubo colector de aguas negras por debajo del humedal… La Empresa de Acueducto asegura que esa obra no le hará ningún daño al humedal… Pero los vecinos no se explican porqué el humedal está perdiendo la razón de su nombre… Se está secando en pleno invierno y los animales se están yendo… ¡Qué tal esto!

Desde hace dos meses, los vecinos del humedal Jaboque, en la localidad de Engativá, están preocupados…

No recuerdan haber visto el humedal tan seco y con tan pocas aves…

“En 18 años que yo compre aquí, nunca se ha visto el humedal con esa sequedad…  Había una cantidad de aves, bandadas de garzas volaban aquí…”

“Al principio veíamos aves, fauna endémica, ahora hay poca garzas y unas pocas tinguas…”

Culpan al proyecto Encor, una obra que cruzará un interceptor de aguas negras generadas en Fontibón y Engativá, por debajo del humedal y que tiene como destino la planta de tratamiento de El Salitre…  Son 200 metros lineales de túnel, a nueve metros de profundidad…

“El acueducto dice que no tiene ningún problema, que los estudios demuestran que ese humedal no se va a dañar, pero da cierto escozor pensar que unas aguas negras van a pasar por un tubo que no se sabe cuánto tiempo va a durar. Cuando ese tubo se filtre, va a ser la muerte premeditada del humedal…”

La obra comenzó hace casi dos años, muy cerca  pero sólo ahora los habitantes del barrio La Faena han notado cambios en el espejo de agua, considerado patrimonio de la capital de la República…

“Yo les dije que ese tubo, en algún momento, podría tener una fisura y tomarse el agua que hay aquí en el humedal, creo que no me equivoqué, pues no soy científico, no soy profesional, pero creo que eso está pesando porque se está secando y las aves se están yendo…” Además, han visto que los movimientos, en lugar de disminuir han aumentado, hay más hombres e incluso han visto motobombas cuyo objetivo desconocen… “Hace aproximadamente un año, por esta época uno veía el humedal lleno de agua, coincidencialmente, desde que se iniciaron las obras del proyecto Encor, el humedal se ha estado secando, llueve y se llena, pero al otro día ya está vacío…” Los habitantes reconocen que no son científicos, pero han defendido el humedal Jaboque desde que llegaron al sector y lo sienten como suyo… Hablando con los niños… La Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá, encargada de la preservación del humedal y también de la obra, defiende el proyecto y asegura que la obra no dañará la reserva… “Si hay un impacto es mínimo… todo el túnel se está construyendo manualmente, precisamente con el objeto de generar impactos mínimos sobre el ecosistema…

El hecho de llevar una tuneladora va a generar ruidos y vibraciones que pueden causar un impacto negativo sobre el humedal…” Y aseguran que el cambio climático es el que ha generado la sequía en algunos sectores del humedal, aunque dicen que no es un problema generalizado…. Y que el agua que sale por las motobombas vuelve a entrar al humedal.

“Esta obra tuvo todos los estudios necesarios de suelos, por donde va la obra es una capa de arcilla que tiene un espesor de casi seis metros… es una de las obras más seguras que se han construido en el distrito  capital y está hecho para mitigar cualquier impacto negativo….”

Sin embargo, aunque en los extremos del humedal que tiene 132 metros tienen aguas, la sequía se ve en las zonas cercanas a la obra. Además, las obras de Encor no son el único problema que tiene el humedal Jaboque.

Los desechos que arrojan indiscriminadamente en la zona de ronda del humedal y el ganado que pasea por las partes secas, también ayudan al deterioro de este hábitat Por eso, los vecinos del barrio La Faena están preocupados, esperan respuestas de las autoridades y que, como lo prometieron en el Acueducto, las obras terminen en mayo y ellos puedan volver a ver su humedal como lo conocieron… Por eso, para salvar el humedal pretenden llegar a cualquier instancia…

“Y dice el señor Ministro del Medio Ambiente que los humedales no se pueden dejar morir y éste lo están dejando morir…”