El año pasado un candidato a alcalde en México se hizo famoso porque prometió robar poquito, pero hoy un exalcalde colombiano admite que robó mucho, pero no para él. Y que dejó las arcas de la alcaldía vacías porque no pensaba dejarle plata a su contradictor.