Estos Concejales de Granada, Meta, dicen que la Secretaria de Tránsito del municipio, Paula Andrea Vargas, se posesionó el pasado cinco de enero sin cumplir con todos los requisitos.

Dicen que para asumir el cargo, la funcionaria tenía que asistir a un curso de 1.200 horas sobre temáticas de tránsito y seguridad vial, pero solo estudio 120 horas y en San José del Guaviare, en un instituto sin licencia.

Para posesionarse, la Secretaria de Tránsito presentó dos certificados laborales, aparentemente sin darse cuenta, que había trabajado en Granada, Meta y San José del Guaviare al mismo tiempo. Además, las dos constancias aparecen firmadas un mes antes de haber empezado a trabajar.

El Alcalde que la posesionó dice, después de cinco meses, que va a revisar. A la Secretaria denunciada nadie le ha dicho nada.

Los Concejales también denunciaron al Técnico Operativo de Tránsito, el único autorizado para imponer comparendos en Granada.

Según ellos, tiene antecedentes penales. Para sus denuncias, los Concejales también grabaron este video.

El estudiante de bachillerato que tiene 14 años, que por su edad no tienen licencia para conducir y que usa la moto de la administración municipal para ir al colegio. Es el hijo del único que impone los partes en Granda, es decir… El denunciado técnico de tránsito.

El papá del menor conductor, dice que es mentira que su hijo este manejando esta moto.

Según los Concejales, en Granada también hay 15 Generadores Pedagógicos de Movilidad, Funcionarios que deberían dedicarse exclusivamente a la educación vial. Sin embargo los Generadores de Granada también inmovilizan vehículos.

La Secretaria de Tránsito sigue en su cargo y el cuestionado Técnico de los comparendos sigue sancionando a los infractores menos a su hijo que sigue paseándose por las calles de Granada en una moto oficial.