Un paciente llegó al Seguro Social para que lo operaran de unas hernias inguinales… Pero por un error médico terminaron extirpándole la mayor parte de sus órganos reproductivos… La institución reconoce el error y dice que está dispuesta a indemnizarlo, pero el daño que le hicieron es irreversible… ¡Qué tal esto!

Carlos Eduardo Peña, tenía una vida normal, al lado de su esposa Martha y de su pequeña hija.

Sin embargo, una enfermedad lo molestaba. Fue al Seguro Social y los médicos al examinarlo le encontraron dos hernias inguinales, de las cuales fue operado en el año 2005.

“Fui remitido al Hospital Carlos Lleras Restrepo, donde me vio un cirujano donde me detectó unas hernias inguinales”

Posteriormente, fue remitido al departamento de urología de la misma clínica, donde le tomaron otros exámenes y el diagnóstico fue que tenía la vejiga inflamada. Entonces, le practicaron una biopsia.

“Como me habían comentado que los papeles estaban normales, yo no le puse cuidado y confié en mi médico.”

Esa confianza con los médicos, terminó en malas noticias.

Tenía que ser operado de urgencia en la Clínica San Pedro Cláver, en noviembre de 2.006, porque el resultado del examen era un cáncer.

“El doctor César González Pérez me atendió en reemplazo de la primera cita, en reemplazo del doctor Lee”

Como quien dice, le extirparon la próstata, las vesículas seminales, los conductos, los lóbulos y los ganglios de la pelvis.

“En lugar de colocar negativo para malignidad, pusieron positivo para malignidad”

“El doctor Carlos González residente del SS, hace incurrir a Javier Lee en error al transcribir”

Tres meses después de la operación, Carlos Peña solicitó control de cirugía donde le entregaron el resultado de la patología y se encontró con una sorpresa mayúscula.

“El resultado en todos era negativo”

“Cuando sale el segundo error de patología no tenía cáncer”

“Hay una falla. Se reconoce error médico de un profesional”

La vida para Carlos cambió rotundamente.

Desde ese momento se derrumbó moral y físicamente porque quedó con disfunción eréctil.

“Quedé valiendo nada… Tengo una mujer y no le puedo responder”

“Mal hecho. Lo perjudicaron a él como a mí”

El proceso jurídico se inició el año pasado con el fin que respondan los implicados.

“Si el médico ve que no tiene cáncer, cierra y no hubiera operado”

“Se llama en garantía a la aseguradora.  Hay muchos profesionales, se cubren con póliza”

Pero el daño que le hicieron ya no tiene solución porque es irreversible e irreparable.

“Quedé como un parásito, porque lo afecta a uno como hombre”

Ahora está pendiente de una conciliación entre las partes afectadas, para buscar una indemnización que no le devolverán sus órganos reproductores, ni su salud porque ya no puede desempeñar ningún tipo de trabajo.

“Hay un error y ese error como tal, Hay que resarcirlo con un dinero”

Y mientras tanto, Carlos Peña y su familia deberán vivir con un problema de por vida, que se pudo haber evitado.

“Cómo pueden cometer un error tan grave de haber operado y no me explico cómo operan a una persona de cáncer, sin tener cáncer”.