Una fundación que tenía a su cargo 135 niños en protección, tenía en su programa para ellos una casa de castigo, entre cuyos horrores se incluyen las celdas de castigo, los trabajos forzados y la supresión de comida y aseo. Qué Tal Esto.