[powr-popup id=94b87a1e_1475092388]

Un grupo de ganaderos está atacando al oso de anteojos en el complejo volcánico Doña Juana en la vereda de Moncayo en el municipio de La Cruz, con el argumento de que supuestamente el mamífero está cazando a las semovientes de las montañas del Cauca y Nariño.

Una bolsa fue arrojada en el patio de Parques Nacionales del departamento de Nariño. Cuando los funcionarios la abrieron, observaron que dentro del paquete estaba la mano del oso Yogui, como popularmente conocían al líder de la manada de osos andinos.

En el panfleto los ganaderos amenazan a los osos de anteojos de los departamentos de Nariño y Cauca y se adjudican el descuartizamiento de Yogui, que fue captado hace 13 meses por el lente del profesor Fernando Alvear.

Publicidad

El pasado 3 de julio, la senadora del Centro Democrático Paloma Valencia escribió en su cuenta de Twitter lo que sería la advertencia de lo que tres meses después le pasaría al oso andino Yogui.

Y efectivamente, algunos ganaderos caucanos y nariñenses la emprendieron contra el oso de anteojos, especie en vía de extinción, protegida por la Nación y cuya figura constituye el logo de Parques Nacionales Naturales de Colombia.

La directora de Parques Nacionales agregó que la matanza de osos tiene consecuencias penales.

Los defensores del oso de anteojos en Nariño le pidieron a la Fiscalía General asumir una investigación que determine la autoría material e intelectual del descuartizamiento del oso Yogui.

Los ambientalistas denunciaron que el ganado está ocupando irregularmente los páramos de La Cruz, Nariño, que están dispuestos para la conservación del oso andino.

El oso de anteojos también es víctima de cazadores furtivos que los matan en los páramos del Tolima y Valle del Cauca.

Yogui, padre de estos dos oseznos en Nariño, no sería la única víctima. Los mismos ganaderos aseguran en su panfleto que desmembraron a otro oso.