No siempre ganarse una rifa es señal de buena suerte… Al menos eso le sucedió a Lourdes Gómez, quien se ganó una motocicleta en un centro comercial, pero no la ha podido usar… En cambio, ha tenido qué pagar tantas cuentas que ya está pensando que le habría salido mejor comprar la moto que ganársela…

¡Qué tal esto!.

El  6 de diciembre Lourdes Gómez creyó que su suerte había cambiado

¨Me fui al centro comercial San José Plaza, entonces por la compra de determinado dinero allá daban unas boletas, para una rifa de una moto¨

Publicidad

A doña Lourdes le dieron tres boletas, una de ellas fue la feliz ganadora que la hizo merecedora de una moto

¨Yo saltaba de la alegría porque imagínate una moto¨

Pero desde ese día todo cambio.

¨Me hicieron un acta de entrega como el 6 de diciembre y pues yo me fui a matricularla”

Han pasado ya seis meses y no puede montar en su moto por una minucia burocrática

¨El problema es del centro comercial, del administrador porque por ley dice que en dos meses la factura, minimo, no puede estar vencida para poderse matricular la moto¨

Para completar, en su casa no tenía donde guardarla, por eso, tuvo que arrendar un parqueadero provisional

¨Tengo que pagar 50.000 mensuales, ya llevo siete meses, o sea 350.000 que he pagado hasta la fecha ¨ A todo esto, ni el centro comercial ni el titular de la moto, Mauricio Alarcón, han respondido

¨hicimos un derecho de petición, también lo llame, le deje una tarjeta de abogado que me llamará, que hiciéramos una conciliación ¨

Doña Lourdes insistió en que le resolvieran el problema.

¨Yo fui a hablar con el señor Mauricio Alarcón, para que él la matriculara, él me dio una serie de vueltas, por fin me dio los papeles, unas autorizaciones y volví a matricularla”

¨lo único sería hablar con Motor Market para que le expidan una nueva factura¨

Pero el concesionario dice que no puede hacer nada para cambiar la facturación

¨Ésta factura está al centro comercial, si yo te cambio la factura va aparecer la moto facturada dos veces¨

Su única solución era matricularla en otro departamento, que no fuera cundinamarca, por eso se fue hasta Santa Rosa en Boyacá.

¨Pero resulta que cuando ya fueron hacerse la matricula se dieron cuenta que el señor Mauricio Alarcón tenía un parte por 625.000 desde el 2006¨

Por lo que volvió donde Alarcón

¨se hizo el loco, dijo, tranquila que en ocho días saldo eso¨

Pero tampoco lo hizo y encima, ella sigue acarreando con gastos con los que nunca contó

¨se ha gastado más de 700.000 por todos los trámites para poder matricularla¨

Noticias Uno se comunicó a la oficina de Alarcón, pero nunca lo encontramos y tampoco devolvió la llamada a un número celular que se le dejo.

Doña Lourdes no ha perdido la esperanza de que aparezca un responsable, mientras tanto, sueña con disfrutar la moto que se ganó.

¨me imagino corriendo por Boyacá, por allá entre Duitama y Sogamoso”