Emocionado por la inminencia del final de la guerra, Argemiro Gómez resolvió juntar ahorros y préstamos en la inversión que lo llevaría a la prosperidad. Pero por decisión de un agente de la Policía, su sueño con la paz duró sólo una semana.

“Ocho días con mi carro en un parqueadero, debo al banco, debo arriendo, la familia qué alimentar”, dijo Argemiro Gómez, taxista.

La explicación que le dio el agente que se llevó su carro a los patios, le dio a entender que su sueño de paz se estaba convirtiendo en pesadilla.

Inmovilizarme el carro que lleva un mes de comprado por cargar el logo Sí a la Paz”, indicó Gómez.

Publicidad

Conocida la historia de Argemiro, cundió entre los taxistas una especie de miedo a la calcomanía de la paz, que obligó a colegas suyos a abstenerse de expresar su entusiasmo por un futuro sin guerra.

“Le inmovilizaron el carro por la vía a Restrepo por tener la calcomanía de la paz y también algunos amigos que la han tenido y la han tocado quitarla”, contó Luis Dueñas, taxistas.

“Yo le pido a mis taxistas que no carguemos ese logo porque la policía no está atacando duro”, enfatizó Gómez.

“Yo la retiré por el motivo de que la Policía de Carreteras está molestando y está inmovilizando, a mi compañero le inmovilizaron el carro porque tenía ese logo”, dijo Haider Hernández, taxista.

“Yo le tenía la calcomanía puesta, pero a raíz de que a un compañero también la tenían puesta y le inmovilizaron el carro. Los señores del tránsito de carretera, que eso era de guerrilleros”, indicó Estiver Baquero, taxista.

Ellos aseguran que la Policía les ha advertido que no expresen su entusiasmo por la paz.

“Que eso no es permitido; que quitar eso; que no le pongamos eso a los carros”, contó Hernández.

“Temor de eso que de pronto me inmovilicen también, que me suceda también lo mismo”, dijo Baquero.

Pero como la calcomanía de Sí a la Paz no tiene tamaño, ni colores, ni contenido ilegal, el comandante de la Policía de Villavicencio es escéptico sobre las verdaderas razones de las inmovilizaciones.

“No, yo no pienso que los policías hayan mediado de esa manera, en ningún momento”, enfatizó el coronel Freddy Jiménez, Comandante Policía Metropolitana de Villavicencio.

Las razones que a él le reportaron fueron diferentes.

“El funcionario de policía de tránsito le hace el requerimiento de la planilla de viaje ocasional, pues no la presenta es por eso que el vehículo es inmovilizado y es conducido hacia el municipio de Restrepo”, agregó el Coronel.

Pero la empresa afiliadora del taxi de Argemiro que sí contaba con la planilla para hacer viajes fuera de Villavicencio.

El hecho es que la infracción que mantiene el taxi de Argemiro en los patios desde hace ocho días, aún no ha sido cargada en el sistema y por lo tanto es imposible saber, hasta el día de hoy, las razones que argumentó el policía para llevarse el carro, luego de decirle a su conductor y propietario que era ilegal apoyar los acuerdos de La Habana.