Conseguir una licencia de conducción, aunque no se cumplan los requisitos, es un juego de niños en Bogotá… Un joven cuadraplégico consiguió una licencia legítima, logró que se la entregaran a domicilio, aunque no puede ni sabe manejar, no hizo el curso de conducción, ni asistió al examen médico, ¡Qué tal esto!