Ilusionados con viajar a España y conseguir un trabajo en ese país, cientos de habitantes de Supía, Caldas, gastaron todos sus ahorros y se endeudaron para emprender el viaje… Muchas cosas sonaban raras, pero ellos confiaban… Sumado lo que dieron entre todos, llega a Mil 300 millones de pesos… Pero el promotor, que era un funcionario público, fue asesinado y nadie da noticias de la plata… Qué tal esto…

Hace un año, un viaje a España entusiasmó a cientos de habitantes en Supia, Caldas.

“John Jairo Aguirre”, el secretario de deporte de la ciudad era el promotor de las visas y de los viajes, que ofrecían también empleos en Madrid. Muy bien remunerados.

Ellos además de pagar por las visas, ingresaron a los cursos que él les sugirió para poder aplicar a los empleos en el país ibérico.

Ellos confiaron en John Jairo, no sólo porque era un empleado público, todos lo conocían y además ya había llevado con éxito, en un primer viaje, a más de 40 personas.

Publicidad

Por eso como pudieron, reunieron la plata para pagar las visas.

El les prometió visa, viaje, trabajo y hasta los certificados de estudio que ellos requerían para presentarse en España.

Pero sus sueños terminaron el pasado 23 de mayo cuando John Jairo, el promotor de las visas, fue asesinado por dos sicarios en el pueblo.

Ahora no saben ni de las visas, ni de la plata.

Nadie les responde, porque ni la propia familia de John Jairo sabía de sus negocios.

Y menos de donde salió la plata para comprar todo lo que tenía.

Lo mas extraño es que ni el carro, ni el local que iba a inaugurar, ni la casa están a nombre de él.

Ahora solo tienen estos recibos con los que ni siquiera pueden reclamar y la esperanza de conseguir trabajo, ya no para viajar, sino para pagar las deudas que les quedaron buscando la visa que los llevaría a cumplir sus sueños.