Aunque los notarios recogen en el formulario respectivo el nacimiento de nuevos colombianos, desde noviembre hay muchos que no han podido entrar en los archivos de la Registraduría porque su código de barras no funciona.

¡Qué tal esto!

Mediante un documento, cualquier humano que nazca en el país, que adopte la nacionalidad o sea adoptado en Colombia, se convierte en colombiano. Pero desde noviembre hay bebés que técnicamente no cuentan en el país, porque ha sido imposible conseguir para ellos un registro civil de nacimiento.

«Los notarios no podemos hacer ese registro y estos niños que están naciendo con problemas de salud no pueden ser atendidos en este momento por las Eps porque no tienen como acreditar la existencia jurídica de su nacimiento«, dice el notario Luis Buelvas.

El proveedor de los formularios es la Imprenta Nacional, que interpreta el problema como uno de flecha o de indio, pero ajeno a su responsabilidad.

Le podría interesar: Accidente de carro autónomo deja una ciclista muerta

Wilson Niño, subgerente producción Imprenta Nacional, indica que «Es problema ya de manipulación y problemas del equipo, el equipo es obsoleto, el equipo es viejo… No podemos nosotros garantizar el mal uso que tengan esos registros civiles en manos de los notarios y en manos de la registraduría».

Por su parte, Alonso Mesa, responde: «Es una situación muy delicada por eso tomé la decisión de que en las notarías hasta que no tengamos un papel  que cumpla los requisitos, no se va a prestar ese servicio»

El problema no es de vieja data. Comenzó a detectarse a finales del año pasado y desde entonces se represa el registro de ingreso de los nuevos colombianos.

«A partir del 10 de noviembre viene detectando que el papel que le suministra la Imprenta Nacional no está pasando las pruebas de la Registradurìa Nacional del Estado Civil», asegura Mesa.

«Nos enteramos fue el 27 de noviembre del 2017, 13 meses después de la primera producción y aproximadamente unos 8 meses de la segunda producción, nos enteramos de los problemas que estaban teniendo en la lectura en los códigos de barras», dice el sugerente de Imprenta Nacional.

Le podría interesar: Top Secret: Fotos con el Nobel de Paz colombiano

Como el número o código de barras de los registros civiles no se puede leer, ni siquiera se ha podido registrar a los padres adoptivos de colombianos, que quieren ir a casa con sus nuevos hijos.

«Al día siguiente, a más tardar, debe hacer el registro de la adopción porque hay que cambiarle los apellidos a los niños, cuando se le confiere a un extranjero, los extranjeros salen del país y no pueden llevarse al niño porque no tienen registro civil», dice Buelvas.

Luis Fernando Criales, registrador delegado para el registro civil y la identificación, afirma «Nuestra base de datos tiene una desactualización que es la que estamos mirando como la podemos sortear rápidamente«.

La Imprenta, que es una empresa del Estado, sostiene que tanto la Registraduría como la Superintendencia de Notariado y Registro, aprobaron la producción como venía y dejaron vencer la garantía que tenían los formularios.

Wilson Niño, explica que «Antes de iniciar las producciones se hacen unas pruebas que se hacen en la registraduría y en la superintendencia que se llaman las pruebas morfo. Esas pruebas nos autorizan.

Le podría interesar: Top Secret: El príncipe de Mónaco y los incrédulos turistas

Esta vez no hay opción para las soluciones de tipo electoral.

Jorge Luis Buelvas, plantea que «Seria un plan B de fotocopias pero no es posible porque el registro, el folio es único y lleva una numeración. Así que si la registraduría está pensando en fotocopiar los formularios ese medio no es viable».

«Por la emergencia que tenemos, voy a salir a buscar otros proveedores del mercado que efectivamente cumplan con las condiciones técnicas que nos exige la registraduría», puntualizó Alonso Mesa.

El registrador delegado para el registro civil y la identificación, finalizó con:«El plan que estamos trabajando con la Superintendencia de ]Notariado y Registro es buscar una alternativa técnica que nos permita subir al sistema rápidamente los registros que hoy no hemos podido subir, básicamente va a combinar digitalización de algunos registros».

Al final, uno a uno, la Registraduría y las notarías solucionarán el problema mientras encuentran un proveedor que cumpla los estándares o la imprenta los convenza de que su tecnología es obsoleta, y cuando sean ciudadanos, aún existirá la posibilidad de que puedan votar en fotocopias.

Le puede interesar: Denuncian acoso laboral en la comisión de asuntos de la mujer del Congreso