Una profesional y premiada ex funcionaria de instituciones en Santander está muerta civilmente… Una persona con su mismo nombre, su misma cédula y su misma fecha de nacimiento, está sindicada por varios robos… Por eso, nadie le quiere dar trabajo a Patricia Uribe Sánchez… Ella no ha cometido ningún robo, pero fue víctima de uno, el de su cédula… Todo indica que una delincuente se quedó con su identidad y está acabándole la vida… ¡Qué tal esto!

Patricia Uribe Sánchez, exitosa profesional, galardonada por sus antiguos jefes y recordada como la más premiada como funcionaria de la empresa de servicios públicos de Piedecuesta, Santander, no la reciben en ninguna parte… y no sabe por qué.

“Nadie tuvo una queja de ella, fue condecorada”

Patricia empezó a buscar empleo.

“Necesitaba una china de minifalda”

Le ofrecieron un buen cargo en el hospital de Piedecuesta, Santander… hasta el dijeron que estaba todo listo para posesionarla.

“Me fui a sacar el certificado de antecedentes. Entregué mi cédula a la señorita, ella digitó mi número de cédula, me fue a entregar el certificado, cuando me va a entregar el certificado me dice: tiene una inhabilidad”

Por hurto… y en varias ocasiones.

“más de 10 años que cometí el delito y no sabía”

Preocupada, indagó en el DAS… y le fue peor.

“El señor me sale con que tengo 5 inhabilidades más, todas son por hurto”

Sin embargo la tranquilizó.

“No me detuvo porque no tengo orden de captura”

Pero le dijeron que estaba señalada como una ladrona profesional y que su prontuario… es aterrador…

“Tengo 3 condenas, 2 en Bogotá y una en Cali…”

Pero le dieron una refrescante noticia… de la otra Patricia.

“Las autoridades saben quién es… Ahí lo dice en los papeles que me entregaron el DAS, que le dieron libertad condicional”

Patricia decidió ir a la policía para aclarar de una vez por todas, su supuesta relación con el mundo del hampa.

“El funcionario me preguntó que si me habían robado la cédula, yo le dije sí hace más o menos 15 o 20 anos me robaron la cédula”

Le fue tan mal en su pueblo y en Bucaramanga, que decidió buscar una respuesta en los juzgados de Bogotá.

“Aparece exactamente los nombres y los apellidos… Patricia Uribe Sánchez; y la fecha de nacimiento exacta”

Nada que hacer…

“Cómo le parece ese regalito que recibiste”

Figura como una insaciable delincuente.

“Me dijeron que yo había robado en el éxito del norte, me había robado un poco de mercado y por eso me condenaron en Junio del 2006”

En los juzgados también le dijeron que el proceso estaba marchando.

“En cualquier momento me pueden capturar”

“Esperamos que no pase, no”

“patricia Uribe Sánchez soy yo, la original, como Patricia Uribe Sánchez no hay otra”

Esta mujer de 45 años de edad y que dice que apenas está empezando a vivir… “Mientras tanto sin trabajo, sin trabajo, llevada” asegura que no tiene ni idea de quién es la ladrona suplantadora, que no sabe quién la denunció y que no tiene idea de qué hacer para caminar tranquila sin sentir que en cualquier momento la van a coger… “Yo me desmayo ahí”… y sin saber por qué.