Por lo menos cuarenta mascotas de una localidad al sur de Bogotá murieron por una comida envenenada que una persona dispersó por la zona. ¡Qué tal esto!