Bahía Concha, una de las playas más bellas de Santa Marta cada vez tiene menos turismo. Como la ley prohíbe desarrollar obras públicas en sus alrededores, por estar en un Parque Nacional Natural, no se puede arreglar el viejo camino que llevaba los turistas. Pero un ganadero de la zona, en cuya finca no aplican las restricciones, construyó su propio camino y, como si se tratara de un concesionario de Invías, cobra peaje.

¡Qué tal esto!

Esta es Bahía Concha ubicada en el Caribe colombiano, sus aguas bañan un sector del departamento del Magdalena, a 30 minutos de Santa Marta.

Su belleza encanta a quienes por estos días, se acercan a disfrutar del mar y la arena.

El paradisíaco y tranquilo lugar tiene un pequeño problema, para ingresar a la playa se tiene que pagar, según los pocos que cancelan el dinero, esta es la principal causa de la baja afluencia de turistas.

Este es el peaje al que los afectados hacen referencia, está ubicado en Villa Concha, finca que es propiedad de la familia de Eduardo Dávila, reconocido hombre de la región.

Publicidad

En esta tabla se puede leer como están reguladas las tarifas, Adultos 5 mil pesos, Niños 3 mil,  20 mil se debe cancelar por una buseta y 10 mil por un colectivo. Claro que en temporada alta las cosas aumentan.

Las autoridades de la ciudad ya conocen el problema por las continuas denuncias, que llegan a la alcaldía.

Pero ahí no para todo, además de que cobran por el uso de la vía, esta se encuentra en mal estado.

Además los dueños de las  cabañas que están en el camino del improvisado peaje también se han visto perjudicados, por que ya nadie viene a buscar las casas de descanso.  

Consultado por Noticias Uno, sobre la situación del cobro de peaje así respondió Eduardo Dávila Armenta Dueño de la Finca Villa Concha.

“Si, el quiera pasar por finca, tiene que pagar por mi finca”

Para empresario samario y máximo dirigente del Unión Magdalena, la solución es sencilla.

Lo claro es, que mientras arreglan el camino que no tiene peaje los pocos visitantes a las hermosas playas de Bahía Cocha, tendrán que pagar el tributo a la finca del Señor Dávila Armenta.