En Zipaquirá inauguraron hace un año y medio un puente peatonal… Gastaron 275 millones de pesos, cortaron la citan, echaron discursos, se tomaron fotos, en lo que se convirtió en un elefante blanco… Año y medio después, el puente no ha podido entrar en funcionamiento, porque no se dieron cuenta que por donde deben circular los peatones pasan los cables de media tensión de la energía… El puente eléctrico sigue sin estrenarse pero ya se está agrietando, mientras los contribuyentes dicen… ¡Qué tal esto!

En Junio de 2007 a los habitantes de la vereda la Granja en Zipaquirá la gobernación de Cundinamarca y la alcaldía del municipio les regalo su primer y único puente peatonal. “Vino el alcalde, tomaron la foto y que iban a darle uso al puente.”

Precisamente para que no corrieran ningún riesgo al cruzar la vía que comunica a Zipaquirá con el municipio de Nemocón…

“que por los carros que era un beneficio, un bien.”

Pero  luego de 2 años de construido el puente. Es la hora en que ningún habitante lo ha podido utilizar.

“Nada, nada.”

“hace cuanto que está ahí y nadie lo ha utilizado, no sabemos como quedó porque ninguno ha dado la vuelta por ahí y ni más volvió el alcalde.”

*El alcalde de zipaquirá  en ese entonces era Edilberto Caicedo, quien asegura que en el cierre del puente tuvo que ver la empresa de energía.

“Una vez se construyó Codensa dijo que la altura del puente ponía en riesgo a los transeúntes porque tocaba subterranizar las redes.”

*Redes que insólitamente, no vieron los encargados del estudio para construcción del puente que quedó justo al lado de un poste de energía. Y que según este contrato, le costó a la gobernación de Cundinamarca, en ese entonces en cabeza de Pablo Ardila, 250 millones de pesos y al municipio de Zipaquirá, 25 millones. Por una estructura que para algunos de los habitantes de  esta vereda, no es más que un adorno. “Un monumento, venir a mirarlo porque no se puede utilizar”

Mientras que otros piensan que no es más que una obra inútil. El puente quedó ubicado en una vía en la que el tráfico no es constante. En promedio, transita  un vehículo cada 5 minutos.

“Es más fácil pasar la calle que subirse a un puente tan largo, eso no le cabe en la cabeza a nadie.”

Mientras cruzar la calle a pie, no tarda más de 6 segundos… Que para colmo de males, gracias a la construcción del puente, también está prohibido.

“Al menos deberían no sellarlo para que pase uno porque así como.” “Acá lo que se requería era una ciclo vía, con toda esa plata había alcanzado para hacer la ciclo vía en ambos lados”

Según los habitantes de este sector el puente sí se necesita, pero en otro lugar, a 2 km de donde lo construyeron, en la intersección de la vía que comunica a Zipaquirá con Ubaté… “El puente debió estar ubicado acá donde hay más flujo de carros y peatones.”

Y donde es evidente que los peatones están expuestos a ser atropellados. Por eso ellos creen que la plata que se invirtió en el dichoso puente se perdió.

“Están como un poquitos corridos, no se que le pasa al gobierno” “Eso es un monumento al serrucho…”

Pero otra cosa piensa la gobernación y la administración actual de Zipaquirá. “El Departamento de Cundinamarca adjudicó 100 millones más para terminar las obras del puente.”

Dinero que, sumado a lo ya invertido llegaría a  un total de 375 millones de pesos con los que creen los habitantes de la vereda la Granja y sobre todo en Zipaquirá ya se hubiera solucionado el problema de la seguridad vial de los peatones donde sí es necesario.