En 2012, un empresario montó una planta para transformar escombros sólidos y barro en ladrillos, tejas y adoquines. Su empresa admirada por otros y visitada hasta por políticos… se quebró.

«Desde el momento en que empezó a funcionar la planta pues el Alcalde de Candelaria en su momento, el señor John Wilson Rengifo, no nos dejó funcionar porque simplemente había que darle un porcentaje de lo producido a él», afirmó Ricardo Abella, empresario afectado.

Dice que no le dio ni un centavo al Alcalde, y esperó el cambio de administración para ver si le iba mejor pero le fue peor porque asegura que el nuevo mandatario montó un peaje sin vara en el corregimiento de Juanchito, solamente para cobrarles a los conductores de camiones y volquetas, algunos de ellos que le llevan escombros a don Ricardo, y precisamente en la vía que conduce hacia su planta de reciclaje.

«El 8 de enero montó un peaje donde cobra 20.000 por volqueta pequeña y 50.000 por volqueta grande», indicó Abella.

Publicidad

El Alcalde dice que Ricardo miente.

“Nunca le he pedido dinero al señor Ricardo Abella. Estoy para confrontarlo, y me parece muy irrespetuoso», dijo el Alcalde, Yonk Jairo Torres.

Para desmentir al Alcalde, Ricardo grabó el llamado “peaje”.

En el video se ve a uno los hombres que prohíbe el paso a los camioneros si no pagan por los escombros que quieran llevar al basurero de la zona que está en Candelaria.

El cobrador admite que sí cobra por el paso de camiones y volquetas.

Insiste que la plata no es para él sino para una empresa que se comprometió con la Alcaldía de Candelaria a recuperar el medio ambiente en la zona.

Según el Alcalde, este cobrador también está mintiendo.

“Aquí no se le impone peajes a nadie», enfatizó el Alcalde.

Pero luego admite que alguien en su municipio, sí les está cobrando a los camioneros.

“Es una estrategia estrictamente del operador de los escombros que debe respondernos a nosotros con la recuperación geomorfológica de cada uno de los terrenos», dijo el Alcalde.

El concejal Octavio Pérez dice que le exigió una explicación al Alcalde.

«Que no había ningún peaje es lo que me dijo el Alcalde», afirmó Pérez.

Este empleado del supuesto operador al que se refiere el Alcalde, dice que se dedica a cobrar pero no sabe por qué.

En otro turno del llamado “peaje” está otro señor que gana por cobrar pero no tiene ni idea por qué. Tanto que ni si quiera él se entiende.

“Esto lo está llevando a cabo es una organización que se está organizando en los galpones de El Carmelo, la organización geomorfológica de los huecos de la manipulación de alfarería», contó el empleado.

Su compañero del turno de la tarde, se incomodó con la grabación que le hizo el empresario.

Desde 2012 cuando la planta fue inaugurada, funcionó solo tres meses. Su dueño todavía espera una respuesta de los entes de control donde él dice que denunció.