El derrumbe de las pirámides ha sepultado hasta cierto punto el caso de los falsos positivos… Pero ya son cientos de familias las que denuncian que sus seres queridos fueron muertos por militares y presentados como guerrilleros… en el departamento del Tolima hay varios casos muy ilustrativos: un joven que padecía constantes ataques de epilepsia y no podía trabajar, menos aún manejar armas… Un abatido que tiene más orificios en el cuerpo que en el camuflado que supuestamente vestía… Un zurdo al que le encontraron un revólver en la mano derecha… Los familiares se unieron para decir… ¡Qué tal esto!

Erick Ramos, aun no entiende, como su hijo apareció en todos los medios de comunicación, como un guerrillero abatido en combate, por parte del ejercito nacional…

Según él, su hijo, estaba muy enfermo y dependía en todos los aspectos de él…

“estos son los medicamentos que consumía mi hijo…”

Como el caso de la familia Ramos hay cuatro más en el Tolima…

Marisela González, perdió a su hermano, en uno de esos episodios, que ahora son tan comunes en el país…

Pero ella asegura que su hermano era artesano y que uno de los soldados que le disparo, lo conocía…

La historia de Gloria Prada es similar… solo que sus familiares, si tenían antecedentes penales, pero según ella, esa no era la forma de castigarlos…

Ellos salieron con dos personas mas en una camioneta, a cobrar un dinero que le debían a Edgar Rodríguez, quien fue el que los contrato…

Entre las cinco personas estaba su esposo, que según ella, además de los disparos, tenia múltiples golpes en su cuerpo…

El hermano y el primo de Leidy Carolina Beltran, murieron también supuestamente en combates…

Pero según ella, ellos no eran guerrilleros…

Y salieron de paseo a un rió, pero el ejercito los detuvo y después aparecieron muertos…

Lo que a ella le parece mas extraño es que el uniforme no tiene el mismo número de disparos que tenia el cuerpo de su hermano… La familia Sanchez, también vivió esa historia, Ruben Sanchez, se fue a jugar la final de un torneo de fútbol…

La versión de la familia que fue hasta el lugar donde estaban haciendo el levantamiento del cadáver, es diferente a la del ejército…

Pero además hay otros detalles, que según ellos, hace del caso de su hermano, otro falso positivo…

Lo que las 5 familias del Tolima, no logran entender todavía, es por que, ahora cuando ellos pueden comprobar que sus familiares no eran guerrilleros, nadie les responde por esas muertes…

Ellos no entienden, como miembros de un organismo del estado cuya función es proteger a la población civil, no solo mataron a sus familiares, sino que inventaron varias historias, para obtener beneficios…

Después de que el gobierno nacional acepto que en las filas del ejército, se estaba presentando un cartel de recompensas a partir de los falsos positivos, las 5 familias del tolima, esperan que ese reconocimiento, no se convierta en otro falso positivo ante la opinión pública…