Desde hace 30 años Martha Mayorga no veía a su amigo sacerdote radicado en Italia y decidió pedirle el carro prestado a su hermana para llevarlo a conocer la Sabana de Bogotá en el municipio de Subachoque.

En un domingo concurrido encontraron un espacio alrededor del parque donde estaban todos los vehículos de los turistas.

“Él sí estaba muy pendiente de la iglesia pasamos por el frente y parqueamos más adelante. Pregunté aquí se puede parquear y me dijeron sí ahí siempre parqueamos en esta zona, entonces parqueé aquí”.

Pero el buen recuerdo de un domingo de paseo se convirtió en un dolor de cabeza cuando llegó una fotomulta a la casa de su hermana.

“Lo primero que yo dije fue, ‘ese no es su carro yo no me parqueé en ese sitio y yo nunca vi ahí ese pare’. Ella me decía ‘¿Yo ahora qué voy a hacer?’, yo le decía ‘Pero es que por eso también hay que mostrar que no es cierto, que es falso’, contó Mayorga.

Al día siguiente sus amigos, frecuentes visitantes de Subachoque, recorrieron el sitio donde había sido fotografiada la supuesta infracción, pero no encontraron ninguna señalización.

“Era un domingo por la tarde me vine a las tres de la tarde para acá a tomar yo las fotos y a comprobar que en ninguna parte existe el prohibido parquear”, afirmó la afectada.

Haciendo el recorrido de su visita al parque, ella comprobó que el prohibido parquear frente a la iglesia y en ningún costado no existía.

Analizando la fotomulta de precaria calidad, se dio cuenta que el carro señalado, tampoco era el de su hermana.

“El carro que aparece ahí es un carro blanco no un carro plateado, segundo que evidentemente yo no me había parqueado en ese sitio yo me había parqueado más adelante”, indicó Martha.

Hay un detalle de la fotografía que también llamó su atención.

“Al ampliar el carro ese que está puesto ahí evidentemente no es la parte trasera de este carro Chevrolet hay una ventana abierta y un perro asomado por la ventana yo ni tengo perros ni venía con perros, ese no es mi carro”, agregó Mayorga.

El Secretario de movilidad de Cundinamarca aseguró que el carro de la fotografía no es el de Martha, pero sí es el que estaba en la esquina.

“Esta es la cuadra donde está la señal de parqueo que significa que en esta cuadra no se puede parquear, este vehículo es el que está al lado de la señal, pero la placa del vehículo de ella es el vehículo que está en la esquina”, precisó Andrés Díaz, secretario de movilidad de Cundinamarca.

Según el secretario, la señalización de prohibido parquear aparece en los planos del convenio que hizo la gobernación con el municipio.

“En ese costado del municipio está la señal de prohibido parquear y que al frente hay una bahía que permiten el parqueo”, agregó el Secretario.

Pero Martha insiste que esa señal no existía.

“En cuanto a mí respecta no he ordenado ni retirar por ahora ninguna señal de tránsito dentro del municipio las que hay se deben a un estudio que hizo el municipio en meses pasados. Me comprometo a hacer el estudio referente”, indicó Juan Guillermo Cortés, alcalde de Subachoque.

Sin embargo el alcalde de Subachoque asegura que la de Martha, no ha sido la única queja en el municipio por falta de claridad en la señalización.

Martha tendrá que presentar solicitud de nulidad de lo actuado mientras se determina si la señal de tránsito existía o fue un fotomontaje.