La tercera en nuestra zaga de vacaciones en equipos de las fuerzas armadas es la historia del procurador delegado para las Fuerzas Militares que estas vacaciones se fue a la Sierra de Santa Marta en el helicóptero que estaba a cargo de uno de los generales que investiga, según los reveló el columnista Daniel Coronell.

El pasado 5 de enero un camarógrafo aficionado tomó fotografías y grabó este helicóptero de guerra Black Hawk de la Quinta Brigada del Ejército, paseando a 5 niños y a 8 adultos “turistas” sobre un tramo de la meseta de Bucaramanga.

6 días después, en Santa Marta, dos camarógrafos aficionados, dejaron en la memoria de sus adminículos digitales, los brincos y las muecas de vértigo de otros turistas que le sacaron jugo a la moto acuática de la policía nacional.

Y la zaga continúa… Esta vez en Valledupar… Otro paseo de turistas en un helicóptero militar.

Una fotografía muestra a una joven posando frente a un Black Hawk del Ejército. Al fondo a la derecha se ve una ametralladora eléctrica GAU 17 y a la izquierda el Procurador Delegado para las Fuerzas Militares, Eduardo Campo Soto… padre de la joven Isabel Cristina Campo.

En la escena siguiente, la hija del Procurador viste el chaleco ALSE o Equipo de Soporte para el Aviador, que usan los pilotos. Pero más adelante, Isabel Cristina también se pone el casco y se sienta en el puesto del “Piloto al Mando”… Autorizado por la tripulación como se observa en la fotografía.

La secuencia fotográfica continúa con la misma joven señora, ya ubicada en la parta trasera de la cabina, y acompañada de su hermano. Y más adelante… la mujer al lado de niños indígenas y al fondo… el mismo helicóptero, lo que hace pensar que se trasladó en él desde el helipuerto de la Décima Brigada en Valledupar hasta alguna comunidad de indígenas Arhuacos, también visitada por el esposo de la joven.

El helicóptero de este paseo está asignado a la Décima Brigada con sede en Valledupar. El comandante de esa Brigada es el General Adelmo Fajardo Hernández, a quien el Procurador Campo le archivó provisionalmente una investigación por “actos de corrupción cometidos por Fajardo cuando se desempeñaba como comandante de la Brigada 14 en Puerto Berrío, Antioquia”.

El Columnista Daniel Coronell, quien reveló la historia, habló con el Procurador Campo y con General Fajardo. El alto oficial le dijo que aprobó el viaje del Procurador porque el funcionario “iba en misión oficial a ver a unos indígenas Nabusímake”. Y el Procurador dijo que la misión en la que estaba era de paseo porque estaba de vacaciones.

Hoy la Procuraduría distribuyó esta carta, teóricamente elaborada el pasado 4 de enero, sobre la visita del Procurador Campo a la Sierra. La carta enviada aparentemente por un Capitán de la oficina de prensa de la Décima Brigada, a su comandante del General Fajardo, hace responsable al General Juan Bautista Yepes, Comandante de la Primera División y jefe del General Fajardo, de la autorización para que el Procurador Campo pudiera visitar a los indígenas en el helicóptero militar.

Esta noche, el Comando de la Primera División del Ejército hizo saber que sí autorizó un movimiento aéreo y también la jornada de apoyo a la comunidad Nabusímake, pero que no le fue consultado ningún requerimiento para llevar civiles en el helicóptero.