Un pleito judicial en el barrio Carvajal, al sur de Bogotá, por la propiedad del edificio de este colegio, del lote donde fue construido, del espacio público, de quien lo construyó, terminó con el desalojo del plantel y de paso con sus 50 años de historia y cerca de 400 alumnos sin clases.

“Que nos dejen nuestro colegio. Que por favor nos den la oportunidad de poder salir adelante y poder estudiar”.

Los vecinos cuentan que el barrio nació a principios de los 60 en la hacienda del padre Estanislao Carvajal y que por eso el barrio hoy lleva su apellido.

“La comunidad en vista de que el Distrito no podía colocar un colegio en el sector donde ellos mismos colocarlo y construir lo que hoy tenemos”.

Como no había colegio, el padre, para suplir las necesidades educativas que en ese tiempo el Distrito no satisfizo, designó este sitio para el plantel que empezó con el preescolar y primaria, y mas tarde el bachillerato.

“Se hicieron marchas de ladrillo y papel y colaboración de los padres de familia para que se pudiera crecer el colegio.

Pero Los representantes de la Asociación Provivienda de trabajadores, tienen otra versión.

“Eso es mentira, eso es mentira, Provivienda fue la que construyó esa planta física y fue la que le ayudó a la comunidad con ese colegio”.

Ahí empezó el primer pleito. Corría el año de 1997 y en vista del reclamo hecho por Provivienda de Trabajadores, la Cooperativa Colegio Carvajal acordó con la asociación, pagarle un arriendo.

Publicidad

“Viendo que el colegio podía desaparecer, negocian de manera forzada con Provivienda, para que les arrienden el predio para poder continuar la labor académica.

“Ellos tienen el arriendo cancelado hasta noviembre del año 2005”.

Cuatro años después en el 2001, apareció el Distrito, representado por la Defensoría del Espacio Público, reclamando el lote donde fue construido el Colegio.

“El colegio o ese dotacional que está ubicado en una zona de sesión de espacio público, hace parte de los haberes del Distrito Capital, sin ninguna duda.

Provivenda asegura que no, que nunca se le entregó ese lote al Distrito.

“Eso que quede bien claro, jamás Provivienda ha hecho entrega de eso a nadie”.

Lo cierto es que los dueños del Colegio, la cooperativa, decidió entonces pagarle el arriendo al Distrito.

“Se hace una negociación con el Distrito y se comienza a pagarle un arrendamiento o una figura de una retribución al Distrito.

Y como en el 2005 el Colegio dejo entonces de pagarle arriendo a Provivienda de Trabajadores, estos demandaron a la Cooperativa Colegio Carvajal.

“A enero 30 le deben a Provivienda 125 millones de pesos en arriendo”.

Y Mientras se adelanta otro pleito por el pago del arriendo, en los juzgados sigue otro por la propiedad de lote, que el Distrito demuestra con este certificado de libertad, de la oficina de instrumentos públicos.

“Defensor Espacio Público. Hay folio de matrícula inmobiliaria, hay escrituras, todo está debidamente reglamentado, debidamente regulado, luego no se discute la propiedad.

Y si el Distrito tiene su certificado de libertad, Provivienda tiene el suyo, un expediente de 214 páginas.

“Gerente Provivienda. Se autoescrituraron, que es diferente, el espacio público se autoescrituró en cabeza de la directora Diana Margarita, no recuerdo el apellido”.

Pleito que ya conoce 11 procesos en tutelas y acciones populares de las cuales han conocido hasta la Corte Suprema de Justicia.

“Ni el contencioso administrativo en ninguno de los once, ha dicho señores del Espacio Público, ese bien si se lo cedió a ustedes Provivienda.

Pero el Distrito insiste en que es Espacio público.

“Hoy en día no se discute, no se discute, la propiedad en el Distrito. El predio es del Distrito.

Mientras se decide de quien es el terreno y a quien se le debe pagar el arriendo, el colegio fue desalojado y los estudiantes y los padres de familia se quedaron sin plantel.

“Pues mal, igual nosotros necesitamos estudiar, ya todos los colegios han entrado y nosotros estamos retardados.

“El problema es el cupo. Ahora a dónde yo la voy a meter”.

La Defensoría del Espacio Público dijo que los estudiantes no se van a quedar sin educación.

“La secretaría de educación está en disposición de garantizar que los niños y las niñas que están hoy en el colegio cooperativo, no se queden por fuera del sistema”.

Pero como las soluciones no llegan de un día para otro, las directivas del plantel anunciaron el lunes habrá clases. Y como ya no tienen sede, las harán… en la calle.