Un perro abandonado fue adoptado por todo un barrio… Los vecinos lo alimentan y lo consienten… Se llama Martín y sería de por sí una historia de caridad y amor, sino fuera porque el sábado pasado un hombre, pasado de tragos, disparó contra el perrito… Los vecinos, y especialmente los niños, están tristes y desconcertados y lo único que se les ocurrió fue decir… ¡Qué tal esto!

Este es el Barrio Eduardo Santos en el centro de Bogotá, y allí desde hace un año y siete meses cuentan con la presencia de Martín, al que ven en estas fotos, el es el  perro del barrio.

El comportamiento del animal hizo que la comunidad, lo adoptara.

Los niños son los que más disfrutan de la compañía de este perro criollo, que se convirtió en uno más del grupo de los pequeños.

Pero además Martín se convirtió en el guardián de varias cuadras del Eduardo Santos. La tranquilidad del sector y  sus habitantes, termino la noche del sábado pasado cuando Martin fue baleado.

Martín corrió desesperado hasta esta casa en la que fue atendido…

El veterinario del barrio fue el encargado de atender la particular emergencia.

En ese momento la tristeza se apodero de estas cuadras.

Martín desde ese día no sale de este garaje en donde duerme y poco se mueve, por las graves heridas que provoco la bala en su boca, y donde recibe las visitas de los vecinos que ya extrañan su presencia..

Las visitas se multiplican en casa de doña Ana, quien es la encargada de cuidarlo, de darle las medicinas, y la poca comida que puede recibir.

Del agresor se sabe que es un escolta de seguridad privada y le disparo al animal, por que se había tomado unas cervezas y por que le molesto la presencia del Martín en su cuadra..

Por ahora Martín se seguirá recuperando, esperando que sus heridas no se conviertan en un problema para su vida, y para que en el Eduardo Santos vuelvan a disfrutar de su presencia.