20/10/2017

Hay unas plantas que sobreviven ante toda adversidad, se llaman suculentas cuyas hojas y tallos carnosos les permiten vivir en medio de rocas, zonas áridas, con mucha o poca agua. Plantas que representan la supervivencia de mujeres con cáncer de mama, que luchan, se aferran a la vida.

“La supervivencia del cáncer de mama ha mejorado en los últimos años y eso se debe al progreso en el diagnostico precoz con mamografía, cada vez más común, acompañada del autoexamen especializado, pero sobre todo a la gran efectividad de los tratamientos, quimioterapia, hormonoterapia, terapia biológica, cirugía, radioterapia con un equipo multidisciplinario ha impactado la sobrevida de las pacientes”, explica el cirujano de seno y mastólogo de la Clínica el Seno y Clínica del Country.

Publicidad

Con un diagnóstico temprano, mejora el pronóstico pero en estados avanzados también hay esperanza, gracias a los tratamientos biológicos que hacen que la enfermedad se convierta en una enfermedad crónica.

“La palabra cáncer se asocia generalmente a muerte y eso no es cierto. Si se diagnostica tempranamente la gran mayoría de los tumores son curables pero el éxito está en eso, se convierte en oportunidad. Las pacientes mismas dan un vuelco a esa palabra y una vez se trata, una vez se orienta, que se logra extirpar y tratar la paciente comienza a convertirlo en oportunidad, a veces se necesitan problemas y el cáncer es uno para reorientar la vida. Eso nos inspiró para un libro que se llama »Cáncer de Mama, Oportunidad de Vida» y eso son testimonios de pacientes, que ellas mismas consideraron la situación terrible pero al final ven que se convierte en oportunidad”, agregó el profesional de la salud.

Ximena Bedoya – CM&