El 70 % de los pacientes diagnosticados con esclerosis lateral amiotrófica (ELA) mueren a los cuatro años del primer síntoma. Por eso es que el caso del físico Stephen Hawking sorprende a los expertos en el tema.

El físico inglés fue diagnosticado con esta enfermedad cuando tenía 21 años y los médicos le dieron dos años de vida. Sin embargo, murió cuando tenía 76, superando cualquier pronóstico para una condición como esta.

La neuróloga de la Universidad Nacional, Martha Peña, señaló que son muy pocos los pacientes que sobreviven más de cuatro años como el científico Hawking que vivió 50 y, aunque no hay una explicación certera, algunos factores como la genética podrían influir.

“En algunos casos depende de variables genéticas porque hay genes que se modifican y pueden hacer que la persona viva más tiempo. Hay otros factores como si el paciente está bien alimentado o si cuenta con los medicamentos adecuados. El mismo Stephen Hawking decía que también es importante tener un motivo para vivir y mantener la mente ocupada”, Indicó la doctora Peña.

La esclerosis lateral amiotrófica es una enfermedad que degenera las funciones motoras del cuerpo. La mayoría de los casos se presentan en hombres mayores de 60 años, aunque también existen casos en jóvenes.

“Los síntomas son debilidad muscular y movimientos extraños en el cuerpo y sus causas están asociadas al envejecimiento, susceptibilidad genética y elementos de tipo ambiental como la exposición a ciertos elementos derivados de petroquímicos, solventes, exposición a cierto tipo de pinturas y elementos de uso industrial”, explicó la experta.

Agregó que las personas con esta enfermedad son completamente lúcidas pero no se pueden comunicar, por lo que se dice que son mentes atrapadas en un cuerpo.