Las aventuras de Rubén Aguirre, el profesor que fumaba en clase, golpeaba a los niños y flirteaba con las madres de familia y del que aprendió a reír toda América Latina.