Tres escritores y glotones disertaron en el Caro y Cuervo sobre sus dos placeres: el saber y el sabor.