Más conmovedor que los museos del holocausto y de los indígenas americanos, hoy se abrió en Washington el afroamericano, con grilletes y togas del Ku Kus Klan.