Hace diez años una mujer grabó un testimonio según el cual, horas después de conocerla Armando Otálora se ofreció para que ella llevara otaloritas en la barriga.