Como estudiante izando bandera, el exgeneral Harold Bedoya Pizarro se puso a cantar himnos contra la paz.

El Papa no lo recibió

«Este gobierno va en dirección de legalizar el narcotráfico” Estas palabras del senador Uribe contra el gobierno colombiano, fueron pronunciadas por él en Roma, durante un viaje que hizo a esa ciudad esta semana. Grabaron su declaración los micrófonos de dos cadenas de televisión y el de un medio que se denomina Yi, que quiere decir “YO INFLUYO”.

“Marinelly, mira Marinely” Llamándola por su nombre como si la conociera, el expresidente le contestó a la joven de YI, un medio virtual de tendencia ultrarreligiosa y derechista, tanto que promueve mensajes como el de que la homosexualidad es dañina. Quien presentó, en cámara, el informe sobre Uribe no narró una noticia sino que dictó un editorial.

Publicidad

Declaraciones claras y contundentes del expresidente de Colombia, Álvaro Uribe en esta gira que está realizando en Italia. Su misión, alertar sobre los riesgos del acuerdo de paz que se está llevando a cabo en La Habana. Soy Marinellys Tramamuno, Yo influyo desde Roma» relató la reportera.

Pese al esfuerzo de la chica Marinellys, la visita del senador a la capital italiana no llenó sus expectativas pues el expresidente quería ser recibido por el Papa. Aunque Uribe intentó conseguir la cita desde Bogotá, no obtuvo respuesta. En lugar del pontífice, fue atendido por el cardenal Pietro Parolin, canciller del Papado.

«Non si è ben capito lo scopo della visita di Uribe in Italia, almeno quello pubblico. Certamente le sue posizioni oltranziste e militariste non hanno avuto un buon ascolto». («No se ha entendido bien el propósito de la visita de Uribe a Italia, al menos, en público. Ciertamente, su posición extremista y militarista no ha tenido buen recibo»). (Ver video).

«Uribe aveva anche il desiderio di essere ricevuto da Papa Francesco ma ciò non è avvenuto». («Uribe tenía también el deseo de ser recibido por el Papa Francisco pero eso no ha sucedido»). Así lo registró el medio digital Il Sismografo.

Según fuentes de la Santa Sede, a Francisco no le interesa aparecer al lado del senador Uribe por su posición en contra el proceso de paz del que el Papa se ha declarado abierto partidario.

Viendo enemigos por todas partes

Otro que se opone con todas sus fuerzas al proceso de paz, es este personaje quien (ver video), aunque parece un desconocido porque su imagen no es muy nítida, es el famoso general Harold Bedoya quien fue comandante de las Fuerzas Militares a finales de los años 90.

Con un discurso muy parecido al del expresidente, las palabras de Bedoya casi son subversivas. Y, de pronto, se paró y pidió que los espectadores lo acompañaran en una petición.

“Cantémosle a la bandera saludo adorada bandera, un día batiendo tus pliegues allá en Boyacáaa…” El aguerrido y elegantísimo general Bedoya de otras épocas no parecía ser este que canta algo destemplado (ver video).

Bedoya es tan recalcitrante enemigo de la reconciliación que ve enemigos hasta en sus propios excolegas. Escribió hace poco una carta en contra del general Mora quien está en La Habana en representación de los militares mencionando al jefe de Estado sin el título de presidente.

El general Mora Rangel es una de las fichas políticas escogidas por Juan Manuel Santos para lograr el objetivo de la Farc de desintegrar el país y tomarse el poder” expresó Bedoya.

Tan exagerada versión solo tiene cabida en la extrema derecha, dijeron dos expertos en negociones de paz. Pero el general Bedoya no los escucha, solo canta.


Se quitó la hoja de parra

El Procurador parece haber intensificado su campaña política ante su inminente salida del Ministerio Público, bien sea porque se anule su reelección, bien porque en diciembre termina su periodo: ahora se le ve menos en su despacho ejerciendo como juez, y mucho más en gira por las regiones, como un político en trance de ser elegido a la Presidencia de la República o al Congreso.

Esta semana estuvo en la Paz, César, con indígenas de la comunidad Yukpa que habitan en la Serranía del Perijá. El evento se denominó “Por nada en el mundo vamos a dejar que esta guerra vuelva a nuestra tierra”

Con la presencia del procurador quedó claro que la reunión con él fue preparada por quienes se oponen a que en esa zona, la misma en que Ordóñez asistió a una convocatoria anti-restitución de tierras hace poco, haya un sitio de concentración de los exguerrilleros de las Farc. El bailadito de Ordóñez, francamente no le ayudará nada en su futuro político. La verdad es que lo hace un poquito mal.