¿Exmagistrados lobistas?

La Corte Suprema no ha podido concentrarse en sus tareas habituales porque la elección del próximo Fiscal General mantiene ocupados a sus magistrados que están siendo muy solicitados por los activistas de uno de los candidatos.

En los despachos de algunos de los togados hay molestia porque, según dijo uno de ellos, se sienten acosados por unos exmagistrados que quieren influir en la decisión de la sala plena sobre por quién votar. Entre los acosadores estarían personas que tuvieron mucho poder pero cuya gestión no dejó buena fama ni dentro ni fuera de la corporación.

Publicidad

En ese grupo de exmiembros de la Suprema que están en campaña por quien ha conseguido más votos que los otros dos, han sido mencionados Ruth Marina Díaz, Francisco Ricaurte y Leonidas Bustos. Los tres fueron presidentes del alto tribunal.

También se supo que los togados que consideran que no deben ser presionados, decidieron protestar contra esa situación haciendo anular su propio voto. Lo lograron poniendo en su papeleta de elección el nombre “Leonidas Bustos” en lugar de uno de los tres de la terna. Era un chiste pero también una forma de gritar ¡INDEPENDENCIA!

El cotorreo de la paz

El evento de La Habana en que se anunció el fin de la guerra, fue tan célebre en contenido y presencia de personajes del mundo que muchos detalles interesantes pasaron desapercibidos para unas cámaras.

Como suele suceder por su personalidad costeña, el presidente venezolano Nicolás Maduro se hizo notar pero esta vez, por su cordialidad.

Uno por uno y como si estuviera en campaña electoral, Maduro saludó a los reporteros colombianos que NO hacen parte de las grandes cadenas de televisión con las que él tiene casada una vieja pelea. Y después de que concluyó la ceremonia, no tuvo ningún problema en acercarse a la tribuna de los miembros de las Farc para saludarlos como si fuera la cosa más común. Estrechó su mano con la de Iván Márquez, Catatumbo y Alape, entre otros. Y la guerrillerada que estaba con ellos, entrada ya en los tiempos modernos, aprovechó la ocasión para tomarle fotos al mandatario venezolano con celulares y Ipads.

Otra que se acercó a saludar a los militantes de la guerrilla que la mantuvo secuestrada durante siete años, fue Clara Rojas. Sorprendente y noble gesto de su parte, después de lo que sufrió. Varios de los miembros del secretariado se pararon para hablarle y ella mantuvo una conversación corta pero animada con varios de sus antiguos captores.

En otra parte, fuera del salón principal, Noticias Uno encontró esta escena curiosa: la famosa guerrillera holandesa Tanja, sentada cotorreando, como se dice coloquialmente, con sus amigas, todas tan femeninas y bien puestas que cualquiera podría asombrarse de que en un pasado muy reciente, estuvieran en la selva con uniforme camuflado y fusil terciado a la espalda. Los milagros que hacen los tiempos de paz.

La “heroína”

Los momentos de tensión entre los delegados del gobierno y los de la guerrilla en La Habana se alargaban, a veces, porque los expertos se enredaban defendiendo puntos que resultaban ser más de logística que de fondo. Pero Juan Manuel Santos tenía una carta secreta que le funcionó a la hora de las definiciones.

La ministra María Ángela Holguín fue enviada a Cuba por el presidente para involucrar a la comunidad internacional en el proceso. Pero resultó ser una funcionaria que, además, resolvía problemas de manera pragmática.

La revista Semana lo destacó así pero sugirió que hubo fricciones de celos contra ella, de los jefes de la delegación gubernamental, Humberto de la Calle y Sergio Jaramillo. Antes de que la revista fuera impresa, el comisionado Jaramillo, sin embargo, había reconocido el apoyo valioso de la canciller, en entrevista con Noticias Uno.

Lo que sí es exacto es lo que dice la misma revista en cuanto a que Timochenko, Márquez y otros de la Farc quedaron fascinados con ella a pesar de ser “descendiente directa de la aristocrática dinastía de los Holguín”.

Siempre se ha dicho que los polos opuestos se atraen.Y en esta ocasión sí que resultó cierto. María Ángela fue una heroína para el Gobierno y también para las Farc.