Timochenko fue todo un personaje en la ceremonia de Cartagena.


Publicidad