[powr-popup id=94b87a1e_1475092388]

Publicidad

Los impedimentos del fiscal

Más se demoró el fiscal general Néstor Humberto Martínez en afirmar categóricamente que cuando asumiera el cargo no tenía que declararse impedido en ningún caso, que en aparecer un proceso de hondas implicaciones en que el fiscal fue el apoderado de una de las partes.

Néstor Humberto Martínez como abogado particular y su bufete DLA Piper Martínez representan los intereses del empresario Carlos Mattos que tiene un enorme pleito con la multinacional Hyundai, la mayor fabricante coreana de vehículos.

Como el pleito Mattos – Hyundai se está moviendo, un periodista le preguntó al fiscal por el tema. Y él contestó: “En relación con el caso de Hyundai y de Mattos, si el caso trasciende a la justicia penal y particularmente llega a la Fiscalía General de la Nación pues yo tendré que declararme impedido».

Posición que tiene una arista diferente a la que asumió cuando Noticias Uno le hizo la pregunta sobre los conflictos de interés que le podrían aparecer. Daniel Coronell, en su columna de Semana habló del caso, cuenta que el hijo del fiscal, Néstor Camilo Martínez Beltrán, sigue representando al empresario colombiano.

Coronell concluyó: «No creo que se necesiten más pruebas para documentar la inhabilidad del señor fiscal”

El doctor Néstor Humberto sugirió en un comunicado que su oficina ya no es su oficina y que por el momento no hay nada de la Hyundai, que él sepa, en la Fiscalía.

“Por lo menos en mi despacho no hay ningún asunto de competencia de esa naturaleza”, indicó Martínez.

Por lo que se ve, el señor Carlos Mattos no tiene nada de qué preocuparse. Y en cambio su contraparte en Colombia, Gustavo Lenis debe padecer muchos dolores de cabeza.

Omnipresente

“Ordóñez logró meter a cuatro nuevos consejeros de Estado”, dijo el abogado y columnista Ramiro Bejarano.

El conocido abogado y columnista Ramiro Bejarano recordó hoy la que podría denominarse “ordoñización” del Consejo de Estado.

Como se sabe, el Consejo de Estado fue el órgano que declaró nula la reelección a de Alejandro Ordóñez a pesar de que él fue miembro del alto tribunal y que ha logrado que las sillas que han dejado amigos suyos allí, por periodo cumplido, sean ocupadas por otros cercanos suyos.

Roberto Serrato, exprocurador delegado fue elegido hace un año en la Sección Primera del mismo Consejo…
Rafael Suárez Vargas, también procurador delegado fue elegido esta semana en la Sección Segunda…
Óscar Darío Amaya exprocurador para el medio ambiente, fue nombrado hace 4 meses en la Sala de Consulta.
Jaime Rodríguez Navas, se convirtió esta semana en consejero de la Sección Tercera. Rodríguez no trabajó en la Procuraduría pero su esposa sí y es del primer círculo amigos de Ordóñez.

FT Bejarano “Ordóñez logró meter en cada terna a uno de sus amigos”

Pero además, Ordóñez consiguió que cuatro subalternos suyos entraran en cada una de las ternas que la Judicatura elaboró para aspirar a ser miembros del nuevo Consejo de Disciplina Judicial: María Eugenia Carreño, procuradora de asuntos electorales; Jorge Emilio Caldas, procurador segundo penal; Martha Cecilia Camacho y Camilo Montoya, procurador ante el Tribunal Superior de Bogotá y hoy, magistrado de la Sala Disciplinaria que se extinguirá en cuanto entre a funcionar el nuevo Consejo de Disciplina.

Como quien dice, Ordóñez se fue pero sigue manejando la rama judicial en muchos cuerpos ajenos.