El centro dermatológico de esa institución informó sobre un inaudito descubrimiento que hicieron sus investigadores: una de las causas de intentos de suicidio de nuestros adolescentes es el acné.

Esta enfermedad en la piel del rostro aparece entre los 12 y los 18 años, principalmente.

El hospital publicó hoy un estudio sobre las consultas atendidas el año pasado. Vean esto: de un total general de 77.000 consultas, 13.800 correspondieron a acné… y de esas 13.800, el 30 %, es decir, más de 2600, eran casos severos, es decir, con secuelas o cicatrices permanentes en la cara.

Y ese, el acné, es el origen del mayor sufrimiento de nuestros muchachos.