Por estos días se realiza en Sídney (Australia) el Congreso Mundial de Cámaras de Comercio, al que asisten un centenar de presidentes de este tipo de agremiaciones y más de mil ejecutivos que representan a las principales compañías del mundo.

Este año, en el grupo de oradores principales del evento fue incluida la presidente de la Cámara de Comercio de Bogotá, Mónica de Greiff, para que presentara su visión sobre el proceso de paz, el estado actual del desarrollo de los acuerdos y la participación del sector privado en el posconflicto.

En medio de su intervención, la presidente de la Cámara, Mónica de Greiff, hizo dos revelaciones que sorprendieron al auditorio: la primera, que la entidad que lidera está adelantando desde hace 30 años programas que promueven la convivencia pacífica, y la segunda, la vinculación laboral de 30 reinsertados que actualmente laboran con la Cámara y con las filiales que tiene la entidad.

Tras despertar los aplausos de los asistentes, la presidente de la Cámara de Comercio aprovechó el momento para pedir a los asistentes la creación de programas de asistencia internacional que incluyan personas en procesos de reintegración.