Aceptan a una popular cadena de almacenes a negociar acreencias por estado de insolvencia.

La Superintendencia de Sociedades, mediante la Delegatura para Procedimientos de Insolvencia, admitió a la cadena de almacenes Justo & Bueno para que inicie un acuerdo de negociación con sus acreedores.

 

Vea también: Fiscalía decomisa primeros vehículos relacionados con vandalismo

 

Desde hace dos semanas, la compañía pidió pista a la Superintendencia debido a los problemas financieros generados por la pandemia. Se iniciará un proceso de evaluación para determinar el monto de la deuda y los tiempos en los que deberá cancelar en mutuo acuerdo con los acreedores.

El plan de reorganización al que se acoge Justo & Bueno es un mecanismo de salvamento y recuperación empresarial que, si se logran acuerdos en buenos términos, el negocio seguirá operando normalmente. Si no se obtiene el acuerdo, habrá liquidación, que es lo que nadie quiere, mucho menos sus consumidores.