La alerta que produce el paro convocado para mañana no se origina tanto en los eventuales desórdenes que puedan ocurrir, sino en el efecto nocivo que las aglomeraciones puedan provocar por expansión del contagio del coronavirus.

Están programados algunos plantones y marchas en varias ciudades. Las autoridades locales y la Defensoría del Pueblo ya están trabajando en un mecanismo para evitar posibles actos de abuso de autoridad durante la jornada. Ya se habilitó el correo electrónico <quejasprotestasocial@defensoria.gov.co> para la recepción de denuncias y se trabaja en la habilitación de una línea telefónica con el mismo objetivo.

A pesar de las medidas, la recomendación de las autoridades de salud es tajante: evitar al máximo las aglomeraciones.