Ante la Fiscalía y la Procuraduría fue denunciado el presidente de la Cámara de Comercio de Florencia (Caquetá), el señor Juan Carlos Rojas.

Según la denuncia, el señor Rojas compró una casa para el archivo central de la entidad por $ 700 millones. Su avalúo comercial era de $ 300 millones, es decir, con un presunto sobrecosto de 133 %.

Pero la denuncia va más allá; el proceso se habría hecho de manera exprés: el 11 de diciembre se publicó el proceso de compra; al día siguiente, el 12, se recibieron las propuestas y un día después, el 13 de diciembre, se firmó el contrato entre Juan Carlos Rojas y el señor Julián Sandoval, quien, en representación de la dueña del predio, María Lucía Muñoz, concretó la venta.

Y algo más: días después, la Cámara de Comercio firmó un contrato para remodelar la vivienda y contrató a la empresa Globaljes Contratos y Servicios por más de $ 97 millones.

La empresa tiene la misma dirección del inmueble vendido y su representante legal es el señor Julián Sandoval, el mismo que vendió la casa.

Los particulares se habrían beneficiado por punta y punta, no solo recibieron un 133 % más por la casa, sino que se quedaron con el contrato de remodelación y mejora.

Publicidad

Ciertamente huele mal, pero muy mal. ¡Contralor! ¡Procurador! ¡Contengan ese olor! La denuncia ya está bajo la lupa de la Fiscalía y la Procuraduría.