Hoy, durante la presentación del informe sobre el mercado laboral, un detalle pasó inadvertido: según el informe, en septiembre, el número de desocupados aumentó en cerca de dos millones; de esa cifra, ¿saben cuántos empleados del Gobierno perdieron sus puestos? Cien mil.

Al leer la letra menuda del reporte oficial del DANE se encuentra que mientras en septiembre de 2019 el Gobierno empleaba a 843.000 personas, en septiembre de este año la cifra bajó a 744.000; eso significa que ni los empleados públicos estuvieron exentos de perder el trabajo en esta pandemia. Lo curioso es que en los últimos dos años, al Gobierno le han aprobado los presupuestos de funcionamiento más altos de la historia.

En medio de semejante crisis laboral, uno esperaría que el que menos despidos decrete sea el Gobierno, ¿no les parece?