La concejal Andrea Padilla radicó un proyecto que prohíbe las peleas de gallos en Bogotá, una iniciativa que ni siquiera ha empezado el trámite en la corporación, pero ya despertó odios.

Padilla fue amenazada de muerte por redes sociales: una amenaza le dio una semana para retirar el proyecto. Este fue el mensaje:

«Oiga, vieja estúpida, cuál es su pendejada de prohibir la cría y riñas de gallos, no ve que hay muchas familias que viven de eso, y eso de maltrato animal, dónde, a ver, bruja. La misma palabra lo dice: aves de combate… Siga jodiendo y lo verá que va a terminar con la jeta llena de moscas. Si quiere demandarme, hágalo, igual me da, pero de que cumplo, cumplo. Con el Gaula, Fiscalía o con quien quiera, a ver si me encuentran».

Las amenazas despertaron la solidaridad los concejales: todos quieren ser coautores de la iniciativa.