La Corte Constitucional, que está estudiando el paquete de decretos expedidos para atender la emergencia por el coronavirus, recibió ya los conceptos técnicos y jurídicos de la ANDI y Fenalco en los cuales fijan su posición frente a la declaratoria de emergencia que hizo el Gobierno el pasado 17 de marzo.

Tanto la ANDI como Fenalco manifiestan su absoluto respaldo a la decisión del presidente Duque y le piden a la Corte Constitucional que declare exequible el Decreto 417, por medio del cual se declaró el estado de emergencia.

En un primer documento, el presidente de la ANDI, Bruce Mac Master, advierte que el coronavirus representa el mayor desafío que Colombia y el mundo deben afrontar en la época actual y considera que a la humanidad le tomará un buen tiempo volver a las condiciones anteriores a las de la aparición del virus. Mac Master asegura que las facultades ordinarias del Ejecutivo no son suficientes para atender la crisis y concluye lo siguiente:

«Aminorar la propagación del virus, evitar el colapso del sistema de salud, mantener los servicios esenciales, brindar ayuda a los más débiles y preservar el aparato productivo exige tomar medidas ágiles y que exceden ampliamente las facultades ordinarias del Ejecutivo. A modo de ejemplo, hay que modificar normas tributarias y de contratación estatal, simplificar o suspender trámites de orden legal, conceder habilitaciones y restringir actividades económicas, todo lo cual desborda la capacidad de atención normal del Estado».

En otro documento, el presidente de Fenalco, Jaime Alberto Cabal, señala que el brote de la COVID-19 a nivel mundial es un hecho insuperable, imprevisible, sobreviniente y extraordinario, ante lo cual resultaba imperativo recurrir al estado de emergencia por la imposibilidad de conjurar esta crisis en condiciones de normalidad. El presidente de Fenalco destaca cómo la Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha cuantificado en veinticinco millones los puestos de trabajo que se pueden destruir por la COVID-19. Dice Cabal que respalda en su totalidad las decisiones y medidas que el Gobierno nacional ha venido adoptando en el marco de la emergencia provocada por la COVID-19. Señala, además, que la prioridad es la protección de la vida y la salud pública, evitando que el sistema de salud colapse. Según el presidente de Fenalco, si Duque no declara la emergencia habría sido irresponsable y remata con esta frase: «Invocar la figura constitucional de la emergencia económica era un imperativo. No hacerlo era irresponsable». Los gremios, pues, dándole todo su apoyo al Gobierno ante la Corte Constitucional.