El expresidente Álvaro Uribe renunció hoy a su curul en el Senado. ¿Qué pasa ahora?

Esta pregunta la formulé a penalistas y constitucionalistas, sin citar el caso personal del senador Uribe, y la repuesta es esta: si el delito por el cual la Corte lo juzga tiene relación con las funciones que cumple el senador, la Corte conserva su competencia.

En opinión de los juristas consultados, el juicio a Uribe, que es por soborno a testigos y fraude procesal, no tiene nada que ver con sus funciones.

Con su renuncia pierde el fuero como senador y la Corte también pierde competencia.

En consecuencia, su caso pasará a la Fiscalía y allí se tomará una de dos decisiones: o precluye la investigación y cancela el caso, o aplica la Ley 906 de 2004 y acusa ante un juez, y ahí le corresponde al juez continuar el juicio u absolver o condenar.

Conclusión: todo el caso pasa a la Fiscalía, pero el exsenador Uribe seguirá privado de libertad, mientras la Fiscalía decida lo contrario.