El fiscal general, Francisco Barbosa, le envío un documento a la Corte Suprema de Justicia para sustentar su decisión de no declararse impedido para asumir el caso del exsenador Álvaro Uribe.

En la carta, Barbosa dice que no tiene ningún vínculo de amistad íntima con Uribe, por lo que califica como «improcedente» la petición del senador Iván Cepeda que busca que se nombre un fiscal especial para este caso.

El fiscal agrega que la solicitud del senador Cepeda se basa en «conjeturas y sospechas infundadas».

Como Barbosa ya delegó al fiscal Gabriel Jaimes para que asuma al caso, ¡su gran reto será demostrar su independencia!