Van a fundir todas las armas decomisadas por las fuerzas militares.

En los próximos días, serán fundidas las 13.585 armas incautadas este año por las fuerzas militares, la Policía y la Fiscalía. El proceso estará a cargo de una empresa privada dedicada a la comercialización de chatarra, con sede en la población de Tuta, cerca de Tunja, en Boyacá. Un porcentaje de las 13 toneladas de acero que resultarán de la destrucción de las armas será donado para la construcción de viviendas en un barrio vulnerable cerca de la planta de fundición.

 

Conozca más: En Cámara de EE. UU. acuerdan condicionar recursos para la Policía de Colombia

 

Cada año, las autoridades incautan cerca de treinta mil armas ilegales en poder de delincuentes.