El revisor fiscal es quien se encarga de auditar los balances de las empresas y de verificar que las operaciones que celebra una compañía se ajusten a los estatutos. Pues esas revisoríasson ahora el nuevo foco de atención de las autoridades: la Unidad de Análisis Financiero del Ministerio de Hacienda y la Supersociedades iniciaron una estrategia paraadvertirles a los revisores fiscales que deben estar alerta sobre operaciones sospechosas que puedan catalogarse como lavado de activos para proceder a reportarlas.

Es que con los señalamientos que ha hecho la Fiscalía sobre varios establecimientoscomerciales presuntamente vinculados conlas Farc y con grandes organizaciones dedicadas a actividades ilícitas, nadie se explica cómo estas empresas operaron por años sin que nadie se diera cuenta, ni tampoco se ha logrado descifrar cómo los revisores fiscales no advirtieron esas actividades.

Las autoridades ya tienen en la mira a algunas revisorías fiscales que serán investigadas y que podrían perder su tarjeta profesional en caso de encontrarse irregularidades en sus actuaciones.