La ministra de Educación, María Victoria Angulo, alista una profunda reestructuración en el Icetex.

La ministra busca consenso de estudiantes, rectores, familias y expertos para su proyecto. La ministra ha anticipado que además de prestar plata para estudiar, el Icetex debe ser una institución viable y robusta, desde el punto de vista financiero. Ese enunciado suena bien. Pero lo que no ha precisado la ministra es ¿qué va a pasar con tantos deudores del Icetex que se quejan por los intereses, que los dejan prácticamente empeñados por largos años? ¿Qué significa exactamente hacer viable al Icetex? ¿Mayores costos de los créditos? ¿Cómo acercar el Icetex a los estudiantes cuando se exigen codeudores solventes y adecuado respaldo a la deuda que contraerán?

A veces, las familias se ven obligadas a demostrar que no necesitan el crédito para que les presten. Como les dije al comienzo: la idea suena bien, pero…