Las mujeres migrantes que viven y trabajan en Colombia de forma irregular acaban de recibir una buena noticia.

La Corte Constitucional señaló que las extranjeras embarazadas que laboran en nuestro país, así no hayan legalizado su situación, gozan de los mismos derechos laborales que tienen las colombianas.

El pronunciamiento fue hecho al concederle una tutela a una ciudadana venezolana que fue desvinculada de su trabajo en un local de empanadas ubicado en Medellín, donde sabían sobre su embarazo.

Le puede interesar: Mientras buscaban a Sara Sofía hallan cadáver de un hombre

La mujer, que tiene a cargo a sus dos hijos de 8 y 2 años de edad, fue despedida; tiene 28 semanas de embarazo.

La Corte Constitucional recordó que, desde 1994, Colombia acogió la «Convención internacional sobre protección a todos los trabajadores migrantes y a sus familiares», de tal manera que la nación está comprometida a respetar y asegurar a los empleados migrantes que se hallen en nuestro país.

En este caso en particular, fueron amparados los derechos a la seguridad social y la estabilidad laboral reforzada de la madre venezolana.

Publicidad