Una noticia buena y otra mala sobre la proyectada reforma a la justicia.

La buena: el mico que denunciamos en esta sección será eliminado del texto que está para aprobación de la plenaria del Senado. Hace unos días revelamos en esta sección el mico en el proyecto de reforma a la justicia que permitía que un abogado con una segunda profesión pero sin experiencia en Derecho pudiera ser elegido fiscal, procurador, magistrado de una alta Corte, solo con demostrar que había trabajado 15 años en otra actividad.

El mico fue aprobado por la Cámara y está para el visto bueno de la plenaria del Senado, pero ante las alertas sobre el riesgo que representa para la justicia este orangután, el ponente del proyecto en la Cámara, el representante liberal del Caquetá Harry González, en entrevista con La W Radio, se comprometió a darle cristiana sepultura.

 

Lea además: Procuraduría adelanta 154 acciones disciplinarias por hechos relacionados con protestas

 

Por otra parte, si se aprueba como está el texto de reforma a la justicia, el Consejo de la Judicatura prácticamente queda desdibujado del mapa de las altas Cortes y en su reemplazo asume con superpoderes la Comisión Interinstitucional de la Justicia, donde tienen asiento los presidentes de la altas Cortes, el fiscal y el representante de los funcionarios y empleados de la Rama Judicial.

La Comisión Interinstitucional será la que diga quién es el nuevo presidente de la Judicatura, qué tribunales o juzgados se crean, se suprimen o se fusionan, el presupuesto de la rama y el plan de inversión; otro mico-gorila.